Visita a las Cuevas Batu en Kuala Lumpur

Home / Visita a las Cuevas Batu en Kuala Lumpur

CON UN PAR… DE MALETAS

EN

LAS CUEVAS BATU

KUALA LUMPUR

 

 

Hoy vamos a conocer una de las atracciones más importantes de Kuala Lumpur, las Cuevas Batu.

Están situadas a tan solo 13 kilómetros al norte de la ciudad y hay diferentes formas de llegar hasta ellas:

  • En autobús: Los números 11 y 11d. Se pueden coger en la terminal de autobuses Pudu Raya o en el Central Market. Tardarás en llegar unos 30 minutos y el precio es de 2,50 MRY.
  • En tren: Desde la estación Sentul salen trenes hacia las cuevas cada 30 minutos. Tardarás en llegar unos 15 minutos y el precio es de 2 MRY.
  • En taxi: Que aunque es la opción más cara con diferencia, fue la elegida. Después de mucho regatear, pagamos 90 MRY  por la ida y la vuelta (más el tiempo de espera). A la vuelta nos dejará en el barrio de Chinatown.

Llegamos en apenas 10 minutos, muy entretenidos con el taxista chino que tenía muchas ganas de hablar.

Nos dejó en el parking, justo en frente de las cuevas y quedamos alrededor de una hora y media más tarde en el mismo sitio.

Nos dirigimos bajo un sol abrasador y un calor sofocante a conocer las famosas Cuevas Batu, de 400 años de antigüedad.

Tienen este nombre a causa del río Sugai Batu Batu, el cual fluye por su colina.
Lo que más llama la atención a primera vista es la descomunal estatua de color dorado de 10 pisos de altura del dios hindú de la guerra Murugan, con su arma preferida, la Vel o lanza.

Una de las cosas más divertidas y que más nos gustó fue la compañía de los monos desde el primer momento. Son encantadores, pero tienen un poquito de hambre, así que cuidado con cualquier objeto que lleves a la vista, son expertos ladronzuelos!!

Este templo hindú es el más sagrado fuera de la India y es mundialmente conocido por el festival Thaipusam. Este día tan relevante, hasta 800.000 devotos acuden a las cuevas.

Como forma de penitencia muchos de ellos se clavan grandes pinchos con ganchos de metal para colgar las ofrendas, esperando favores de sus dioses.

La mega estatua del dios Murugan, también llamado Kartikeya, mide 42 metros de altura y fue colocada en el año 2006 con un coste de 550.000 dólares. Está hecha de hormigón y acero y después pintada de color dorado.

Murugan es el  hijo menor de Shiva y se había hecho tan famoso por lograr vencer al demonio Soorapadam, gracias a su lanza de oro. La victoria del bien sobre el mal.

La entrada al templo es gratuita, pero se pueden hacer donaciones.

A los pies del gran dios encontramos un gran cuenco de leche, como el que llevan las mujeres en la cabeza durante las peregrinaciones, donde se puede dejar tu donativo.

Dentro de la cueva también hay otra, pero de menor tamaño.

Para poder acceder al templo hay que llevar las piernas tapadas. Si llevas pantalón corto, en la entrada te dejan un sharon para poder cubrirte.

Y nos disponemos a subir las 272 escaleras que dan acceso a la gran cueva y al santuario.

Los monos nos acompañan durante toda la ascensión. La verdad es que se hace bastante ameno, ya que a cada momento te encuentras un mono y no tienes otra que parar a ver como hace de las suyas…

Vimos como metían manos en bolsos y robaban botellas de refrescos, se las saben todas!!

A medida que subimos escaleras las vistas nos empiezan a emocionar!!

Qué pena que el día este tan cerrado, hay como una espesa niebla, que según nos ha contado el taxista llega desde Indonesia, por la quema de bosques incontrolada en busca de petróleo.

Justo cuando estábamos a punto de coronar y llegar a lo alto de las escaleras nos encontramos con una preciosa estampa. Tres monjes budistas bajaban justo frente a nosotros.

Cruzamos una puerta llena de figuras de deidades hindúes que da acceso al enorme agujero de piedra caliza.

En el interior hay 3 cuevas principales, pero la mayor y más importante es la Cueva Catedral o Templo Cueva.

El techo de la cueva tiene unos 100 metros de alto y se accede de una a otra mediante unas largas y empinadas escaleras.

A lo largo del camino nos vamos encontrando con pequeños santuarios hindúes, llenos de coloridos y bonitos detalles de escenas de la tradición hindú. Se puede acceder a todos ellos, pero recordar que  hay que descalzarse primero.

Al fondo de la gran cueva, la roca tiene un gran orificio por donde entra una intensa luz, que ilumina parte de la cueva.

Dentro de la cueva se está bastante fresquito y nos entretuvimos  un buen rato. Volvemos sobre nuestros pasos y recorremos de nuevo la cueva en dirección contraria, hacía las escaleras.

Todo el camino de vuelta seguimos acompañados por los graciosos monos,  viendo como roban todo lo que pueden a los turistas.

Creemos que las Cuevas Batu, son una visita imprescindible si se visita Kuala Lumpur.

Aunque hace mucho calor no os asustéis, las escaleras no son tan pesadas como parecen a priori. Hay que tener un poco de cuidado con los monos ya que lo roban todo, y listo!! preparados para disfrutar a tope de una peculiar jornada, mezcla de religión y naturaleza.

Y hasta aquí: “Con un par… de maletas en las Cuevas Batu

También te puede interesar…

Face Suites Hotel, Kuala Lumpur
Face Suites Hotel, Kuala Lumpur
Preparativos viaje Singapur
Preparativos viaje Singapur
Habitación de Spiderman
Habitación de Spiderman
Habitación Marilyn Monroe
Habitación Marilyn Monroe
Comparte si te ha gustado
Contact Us

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search