El imponente castillo samurai de Kumamoto, Japón

Home / El imponente castillo samurai de Kumamoto, Japón

CON UN PAR… DE MALETAS

EN EL

CASTILLO DE KUMAMOTO

 

 

 

 

Hoy vamos a conocer uno de los 3 castillos medievales más bonitos de Japón, el Castillo de Kumamoto.

Este castillo no es muy frecuentado por turistas, ya que se sale de las rutas básicas de viajes por Japón.

Se encuentra situado en la isla de Kyūshū, la tercera más grande del país y es el símbolo por excelencia de la ciudad de Kumamoto.

 

El precio de la entrada es de ¥500 y el horario de apertura al público es de 8:30 am – 18:00 pm (en verano) y 8:30 am – 17:00 pm (en invierno).

 

El castillo se encuentra en medio de Kumamoto, una ciudad enorme, con aproximadamente 2 millones de habitantes.

Fuimos hasta el castillo caminando, ya que se encontraba muy cerca del hotel donde nos alojamos (Dormy Inn Kumamoto).

Pero existe un autobús, el Kumamoto Castle loop bus,  que sale cada 20~30 minutos de la estación de tren de Kumamoto, y hace una ruta circular alrededor de las diferentes atracciones turísticas.

El precio del bus es de ¥ 150 por trayecto. También hay la opción de sacar una tarjeta valida para un día, con usos ilimitados por ¥ 400. El horario de funcionamiento del bus es de 9:00 am a 17:00 pm.

Llegamos al río Shirakawa que rodea el castillo y lo primero que vemos es una escultura de Kato Kiyomasa, el soberano feudal más poderoso en la época de uso del castillo y su diseñador.

Cruzamos el río por el puente Miyuki y llegamos hasta la ventanilla de venta de tickets, situada en la puerta de acceso Hazekata.

Entramos al recinto amurallado y con tan sólo dar unos pasos vemos en la lejanía el imponente castillo gris entre grandes murallas.

Recorremos un buen número de jardines y subimos escaleras y más escaleras, ascendiendo niveles y pasando al lado de enormes murallas, y es que el castillo está ubicado en lo alto de una colina!!!

Las murallas tienen la característica de estar inclinadas hacia dentro, para hacer el castillo más inaccesible para los ninjas, expertos escaladores.

El castillo fue diseñado de Kiyomasa Kato en el año 1607 y su construcción duró alrededor de 7 años. Contaba con un moderno diseño de arquitectura e ingeniería para la época en que fue construido.

Más tarde el castillo pasó a ser de la familia Hosokawa, pero lamentablemente en el año 1877, se produjo una gran batalla en el castillo y quedó gravemente dañado.

Por ello, varias partes del castillo han sido reconstruidas, pero muy bien reconstruidas!!! sigue dando el mismo temor que en sus tiempos de gloria!!!

 

El castillo tiene 2 torres principales, la principal con 6 plantas y unos 30 metros por encima de la muralla y otra menor con 4 plantas y unos 19 metros de altura.

El castillo contaba con grandes medidas de protección. Sobre los tejados había grandes aleros que evitaban posibles ataques por la fachada e incluso grandes pinchos bajo las ventanas, para dificultar aún más el acceso.

Tras contemplar el impresionante castillo y hacer las fotos de rigor, nos disponemos a entrar en sus torres.

Para ello, hay que bordearlo a través del Grand Hall Honmaru Goten, un pasadizo subterráneo entre dos muros de piedra.

Salimos del pasadizo y llegamos a una enorme plaza abierta, presidida por el imponente Castillo de Kumamoto.

Este es uno de los momentos del viaje, en el que más te das cuenta que estás en Japón, es la típica estampa de las pelis de guerras “japos” que tantas veces hemos visto en la tele.

 

En el medio de la inmensa plaza, como siempre y tanto nos gusta de Japón, la mascota del Castillo de Kumamoto, un castillito hecho persona y sentado en un banco. La mar de gracioso!!! ;-)

Nos disponemos a entrar a las torres.

En su interior nos encontramos con un museo donde se exponen objetos valiosos de la época Shogun, y una gran maqueta a escala del castillo.

Subimos hasta la torre principal o Torre del Homenaje y desde su último piso se tiene una excelente perspectiva de los detalles de los tejados.

Por no hablar de las vistas de los jardines, murallas y edificios de la ciudad, una pasada!!! Desde este punto si que se tenía que vigilar bien!!!

Muy contentos y satisfechos con la visita, volvemos a bajar a la plaza.

Nos fotografiamos con la mascota-castillo y con un traje de samurai, ya para meternos de todo en el papel, como si fuésemos residentes y protectores del castillo.

Y aquí acaba nuestra estancia en el imponente Castillo de Kumamoto, terminamos la visita maravillados por lo que han visto nuestro ojos. Un remanso de paz en medio de una gran ciudad

Tuvimos la suerte de no coincidir con muchos turistas. Recomendamos madrugar!!!

Salimos de las murallas por  la puerta Hohoate, y nos dirigimos al tranvía para hacer la segunda visita del día, el Jardín Suizenji Jojuen.

 

Para ver el castillo con más detalle os dejamos un pequeño vídeo que grabamos.

Vídeo Castillo de Kumamoto

Y hasta aquí: “Con un par… de maletas en el Castillo de Kumamoto

También te puede interesar

Infiernos de Beppu
Infiernos de Beppu
El jardín de la elegancia, Kumamoto
El jardín de la elegancia, Kumamoto
Tetsujin 28 go, Kobe
Tetsujin 28 go, Kobe
El día que me convertí en geisha, Kyoto
El día que me convertí en geisha, Kyoto
Comparte si te ha gustado
Comments

Leave a Comment

Contact Us

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search