India día 11: Sonrisas de Bombay

Home / India día 11: Sonrisas de Bombay

CON UN PAR… DE MALETAS EN INDIA

DÍA 11

SONRISAS DE BOMBAY

 

 

Hoy vamos a realizar una de las visitas que más ilusión nos hace de este viaje, visitar los proyectos de Sonrisas de Bombay.

Sonrisas de Bombay es una ONG fundada hace ya más de 6 años por el periodista y escritor catalán Jaume Sanllorente.

La idea surgió después de que hiciera un viaje de vacaciones a Bombay, y viera las desigualdades que se viven allí.

La meta de la organización es conseguir que las comunidades más desfavorecidas de los barrios de chabolas, o slums, de Bombay, tengan acceso a los derechos humanos básicos.

 

Un taxi desde Colaba hasta sus oficinas se tarda casi 2 horas en taxi y pagamos 400 R.

Cuando llegamos allí, ya había una pareja esperando para la visita, y después llegaron algunos más, en total fuimos 7, todos españoles, menos un francés.

Cuando ya estábamos todos decidimos subir. Nos dieron una acreditación a la entrada, para el control de visitas.

Subimos al sexto piso y nos acomodaron en una sala preparada para las visitas.

Al ratito llegó la que iba a ser nuestra guía durante todo el día.

Era india, y hablaba perfectamente español.

Antes de la visita a la escuela, nos ponen un video donde nos explican sus proyectos, tales como educación, salud, desarrollo socioeconómico, investigación y sensibilización.

Si estáis interesados en conocer más de la creación de esta ONG y sus proyectos, recomiendo que compréis estos libros escritos por Jaume San Llorente.

Un 10% de los beneficios de los libros van a parar a la organización Sonrisas de Bombay.

Después de la proyección, nos dirigimos a conocer la escuela de Yashodhan.

Está situada a casi hora y media de Bombay, en la población de Thane.

La escuela da servivio a niños con bajos ingresos del asentamiento de Sastri Nagar. Ofrecen educación en inglés y en maratí.

En la escuela de Yashodhan hay 44 maestros y 847 alumnos, entre los cursos de primero a décimo.

 

Habíamos visto esa escuela en tantísimas fotos y vídeos, que cuando entramos teníamos la sensación de conocer el lugar.

Llegamos justo antes de que empezaran las clases de la tarde, estaban todos los alumnos cantando el himno nacional en el patio.

Escuchamos en silencio y al terminar todos los niños se nos acercaron para saludar “Hello,hello”, nos sacamos un montón de fotos con ellos, pero sonó la sirena y salieron todos corriendo, cada uno a su clase.

Aquí corríamos así, cuando nos tocaba recreo… jejeje.

Una vez que todos los niños entraron en las aulas, nos permitieron visitar el colegio, pero sin interrumpir las clases.

Según recorríamos los pasillos, era inevitable un pequeño alboroto al pasar por delante de las clases, son niños y esto para ellos es salir de la rutina, pero enseguida se calman y vuelven a lo suyo.

Recorrimos el colegio entero y al terminar la visita estuvimos hablando con la directora.

Era una mujer muy interesante y le pudimos preguntar todas nuestras dudas sobre la escuela, a cambio le dimos una pequeña lección de español.

Al parecer le interesaba mucho nuestra cultura y nuestro idioma, nuestra guía nos contó que cada visita le da una pequeña lección. Nosotros le enseñamos a contar del 1 al 20.

Bueno, la visita va terminando, las últimas fotos y de vuelta a la furgoneta, deshacemos el camino y llegamos de nuevo hasta las oficinas.

Para terminar, rellenamos unos cuestionarios dando nuestra opinión sobre la visita. También escribimos una dedicatoria y nos sacaron una foto para su blog.

 

De aquí, nos fuimos a comer al restaurante que está justo enfrente de la oficina. Nos lo recomendó la guía.

Y fue un acierto, un restaurante asiático muy bueno.

Esta comida fue una de las más curiosas que hemos tenido, en el restaurante estábamos los dos solos. Teníamos 8 camareros a nuestra disposición, y todos con ganas de trabajar…

Según nos sentamos se arremolinan todos alrededor, nos traen las cartas, unos aperitivos, nos despliegan las servilletas….

Sin darnos tiempo a nada tenemos en la mesa la comida y la bebida, casi a cada sorbo nos rellenaban los vasos, no paraban de traernos salsas y demás curiosidades.

Al principio era curioso, pero comer con 8 indios mirándote fijamente con sus 16 ojos, al final resultó incómodo.

La comida nos costó 475 R. baratísimo para el servicio y la calidad de la comida.

 

Desde aquí tenemos unas 2 horas de taxi hasta Colaba, que era nuestra próximo destino .

Paramos un taxi y negociamos el precio, 450 R.

Después de la comida nos echamos una siestecita en el taxi, cuando nos dimos cuenta ya habíamos llegado.

 

El resto de la tarde lo dedicamos a pasear por Colaba, compramos una camiseta muy chula por 200 R. y casi sin darnos cuenta nos da la hora de cenar

Mientras paseábamos le echamos el ojo a un restaurante y acertamos de pleno, sería nuestro restaurante para cenar hasta el fin del viaje.

En el restaurante tenían comida asiática e india.

Nuestro camarero era súper animado y nos dejamos aconsejar por él, no sabemos muy bien que cenamos, pero estaba muy bueno y barato 550 R.

 

Fuimos dando otro paseo hasta el hotel y damos el día por terminado.

 

 

Conclusiones del día

 

Presupuesto: 2525 R

Lo peor: Muchas horas de taxi

Lo mejor: Ver las sonrisas de los niños

Hasta la próxima etapa de “Con un par… de maletas en India”

Anterior

India día 10: Actores en Bollywood
India día 10: Actores en Bollywood

Siguiente

India día 12: Dobhi Gaht-Chopatty
India día 12: Dobhi Gaht-Chopatty

 

También te puede interesar

 

Dubai en 1 día
Dubai en 1 día
Moscú en 2 días
Moscú en 2 días
Berlin en 3 días
Berlin en 3 días
Cracovia en 4 días
Cracovia en 4 días
Comparte si te ha gustado

Leave a Comment

Contact Us

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search