Diario de viaje La Alsacia en Navidad (día 2), Francia

Home / Diario de viaje La Alsacia en Navidad (día 2), Francia

CON UN PAR…DE MALETAS

VIVIENDO LA NAVIDAD

EN

LA ALSACIA (DIA 2)

 

 

 

Amanece un nuevo día en la bella región de la Alsacia. Nos levantamos con energías renovadas y con el espíritu navideño por las nubes.

Hoy vamos a conocer algunos de los pueblos más bonitos de la región y les tenemos muchísimas ganas!!

Nos montamos en nuestro auto y ponemos dirección al primer pueblo, Riveauville.

En poco más de 40 minutos hacemos los 65 km que nos separan de Riveauville y conseguimos aparcar en un lugar sin parquímetro, bastante cerca de la entrada a la parte antigua.

Ribeauvillé forma parte de la ruta de vinos de la Alsacia y nada más llegar ya nos dimos cuenta porque razón.

El pueblo está ubicado en un valle y todas las laderas que lo rodean están completamente llenas de viñedos. Ahora mismo, llenos de nieve y hielo.

El paisaje es absolutamente invernal y le añade un mayor encanto al lugar, si cabe. Fuentes congeladas, nieblina, mantitas de pelo en las terrazas… Hace un frío que pela, pero oye, como que queda muy bien!!

Comenzamos nuestro recorrido por la parte baja del pueblo, donde se encuentra la Oficina de Turismo y aprovechamos para entrar y coger algunos panfletos con información de los diferentes pueblos de la zona.

Y en este momento empieza nuestro recorrido por Ribeauvillé. Casas de colores pastel, con entramados de madera y bellas y cuidadas decoraciones de navidad en cada fachada, hace que avanzar se haga muy difícil.

Una de las cosas que más nos llaman la atención es el entramado de madera de las fachadas.

Os dejamos una foto en detalle para que podáis ver de cerca como están construidas este tipo de viviendas. Es alucinante!! A nosotros nos  recuerda mucho a la forma acolchadita que tienen los edredones… No nos digáis que no?? ;-)

Nos encontramos con una estatua de piedra de un joven flautista que nos pareció muy curiosa.

Y es que Riveauvillé tiene una larga tradición musical, desde hace más de 500 años se celebra un festival de juglares y trovadores llamado la “Fete des Ménétries“.

El pueblo tiene una calle principal única Grand Rue, salpicada con varias plazas en su recorrido.

Paseamos por todo el pueblo, alucinando con las decoraciones navideñas y lo cuidado y limpio que está todo.

Es imposible no pararse a curiosear en los escaparates con productos típicos de la zona. Están muy bien decorados y los productos tienen una pinta exquisita

El foie y el confit de canard, junto con los bretzel y los artículos de decoración navideña, son sin duda son los producto estrella en la mayoría de los comercios.

Y el vino es sin duda otro de los productos estrella de la Alsacia. Encontramos multitud de bodegas donde poder degustar y comprar el vino blanco de la zona.

Riveauvillé nos ha parecido un pueblo con mucho encanto, tradicional, pero con rincones tan curiosos como este!!

No nos digáis que no mola??

Ponemos rumbo a Eguisheim y a su mercado navideño, que hoy es el último día que está abierto y no nos lo queremos perder por nada del mundo.

El paisaje entre los pueblos es realmente bonito, y más en esta época del año, con todos los viñedos completamente congelados.

Tuvimos que parar a hacer unas fotos e inmortalizar el momento.

En poco más de media hora llegamos a Eguisheim uno de los pueblos que más ganas teníamos de conocer y tantas veces habíamos visto por fotos.

Aparcamos gratis, rápido y sin problemas muy cerca de una de las entradas al pueblo. Tenemos que destacar la poca gente que hay en esta época del año, es verdad que algunos de los mercados navideños ya no están abiertos, pero se disfruta muchísimo más de los pueblos y de la misma decoración navideña con total tranquilidad. Algo a tener muy, muy en cuenta.

Eguisheim está catalogado como uno de los pueblos más bellos de Francia y como villa favorita para los franceses y su característica principal es que sus calles están dispuestas en círculos concéntricos alrededor del castillo, ya que en la antigüedad estuvo fortificado.

Otra de las cosas por las que es conocido Eguisheim, es por ser el lugar de nacimiento del Papa San León IX.

Empezamos el recorrido por el círculo externo, como indica en los planos que hay en la entrada al pueblo. Existen diferentes carteles informativos y flechas que indican la dirección que hay que seguir, para terminar el recorrido por ambos círculos, y ver las casas más pintorescas del lugar.

Parece un poco lío así contado, pero tranquilos que no lo es!! Allí es bastante sencillo.

Comenzamos por la visita por la Plaza del Mercado, donde lo que más destaca es la fuente situada en el centro del siglo XVI, catalogada como monumento histórico.

La verdad es que de estos pueblos no se puede, si se debe… dar demasiada información, lo ideal es perderse por las calles y dejarse sorprender por cada rincón, esquina, plaza, todo perfectamente decorado y en consonancia con el entorno.

Pasear en total calma por las estrechas calles empedradas es un auténtico placer. Este es el mejor destino navideño-invernal del mundo!!! (bueno… igual Laponia le supera… destino asequible, me refiero).

Y dando vueltas y vueltas callejeando y disfrutando de las calles, las decoraciones y el colorido de las casas típicas alsacianas llegamos hasta el lugar más famoso y fotografiado de todo Eguisheim.

Lo cierto es que es precioso!! Y otro lugar que pudimos degustar en casi completa soledad.

Tras haber alucinado con este pueblo de cuento de navidad nos dirigimos a ver el Mercado de Noel, situado en la Place Du Marché. 

Este año 2016, abre desde el 28 de noviembre al 30 de diciembre y el horario es 09:00 a 19:00h todos los días y los sábados hasta las 20:00 h.

En una pequeña placita, entorno a una fuente, se ubican una serie de casetas de madera adornadas, donde venden productos artesanales, artículos navideños y gastronomía típica de la zona y de la Navidad.

La verdad que el mercado está bien, pero es bastante pequeño y se ve en un plis, plas. Tampoco reservéis mucho tiempo para esto.

Antes de poner rumbo al siguiente destino, decidimos merendar algo muy, muy tradicional de la zona, bretzels y vino caliente, perfecto para entrar un poco en calor, que la verdad hace un frío que pela…

Como curiosidad decir que puedes comprar las tazas en las que te sirven el vino caliente. El precio es de 1€ (las de plástico) o 2€ (las de cristal). Son un estupendo recuerdo del viaje o perfectas para regalar. A lo largo de los días, conseguimos 4 diferentes.

Al día siguiente volvimos a para en Eguisheim y mirad!! El mercado ya estaba cerrado!! Ahora si que pudimos disfrutar en total paz y tranquilidad del pueblo que más nos a gustado de la Alsacia. Realmente bonito.

Si pensáis visitar la zona es uno de los imprescindibles, sin dudarlo ni un segundo.

Cae la noche sobre la Alsacia, es una pena que en estas fechas anochezca tan pronto, se podrían aprovechar muchísimo más los días.

Volvemos a nuestro hotel de Estrasburgo a descansar y sobre todo a entrar en calor.

Mañana más!! :-)

Vídeo Ribeauvillé, Alsacia
Vídeo Eguisheim, Alsacia

Y hasta aquí: “Con un par… de maletas viviendo la Navidad en la Alsacia, Francia

También te puede interesar…

Información roadtrip Alsacia en Navidad
Información roadtrip Alsacia en Navidad
Cena de Nochevieja en Colmar
Cena de Nochevieja en Colmar
Nochevieja en Venecia
Nochevieja en Venecia
Videoguía de la Alsacia
Videoguía de la Alsacia
Comparte si te ha gustado
Contact Us

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search