Egipto día 3: Desierto de Hurghada

Home / Egipto día 3: Desierto de Hurghada

CON UN PAR… DE MALETAS EN EGIPTO

DÍA 3

DESIERTO DE HURGHADA

 

 

Hoy madrugamos un poquito, desayunamos bien y a las 8 en punto estamos en recepción esperando al guía. Llega puntual y nos montamos en un 4×4 para poner rumbo al Desierto de Hurghada. En 40 minutos, llegamos a una cabaña en medio del desierto, y allí nos bajamos.   Lo primero que hacen es colocarnos un pañuelo en la cabeza, para protegernos del calor y de la arena… anda que… parecemos delincuentes!!!

Tras acondicionarnos con los pañuelos para el duro calor del desierto, nos dan unas pequeñas indicaciones de como usar el quad, y en ese mismo momento empieza la primera aventura del día!!! Allá vamos!!!

Estamos algo más de media hora de paseo por el desierto… duna para arriba, duna para abajo.

Estuvo bien, divertido, pero los quads no es que corriesen demasiado. Le faltaban unos cuantos caballos… Era nuestra primera vez montando en quad, y la verdad es que moló!!

Aunque si somos sinceros, podría haber molado más… Los quads no corrían demasiado y encima el guía nos hacía ir en fila, así que no podías coger demasiada velocidad… Nos hubiera gustado fliparnos un poco más y soltar más adrenalina, pero bueno para ser la primera vez, no estuvo mal del todo.   Mientras andábamos como locos por las dunas, se me cayó el pañuelo… de repente se me acercó un beduino, y en un tic-tac, ya estaba el pañuelo puesto otra vez sobre mi cabeza…   Para muestra el siguiente vídeo:

Se acaba la aventura de las dunas y los quads y volvemos a montar en el 4X4.   Nos llevan a una duna gigante, que la teníamos que subir por un lado parcialmente empedrado y bajar corriendo por el otro lado, que era pura arena (con el calor que hace!!!).

Al principio te asustas un poco, está bastante alto! pero en cuanto te animas y te pones a correr, bajas por pura inercia. La verdad es que fue muy divertido,  terminamos con arena hasta en… 😉

Aquí el vídeo de la súper bajada por las dunas a 100 por hora, por lo menos… ;-)

Después de la experiencia en las dunas, volvemos a montarnos en el 4×4. Vamos un montón de todoterrenos juntos y los chóferes iban como locos a toda velocidad haciendo carreras por pleno desierto, daban unos saltos que no veas… tenías que ir muy bien agarrado si no querías dejarte la cabeza en el techo. Pero lo más fuerte de todo es que llevábamos un pasajero subido arriba, en el techo del 4×4!!! todavía nos estamos preguntando como lo hizo para no caerse con los saltos que dábamos. La experiencia fue una pasada, nunca antes habíamos ido a tales velocidades por las dunas!!!

Hacemos un alto en la carrera para contemplar un espejismo en pleno desierto ardiente. Un espejismo es una ilusión óptica. Consiste en que los objetos lejanos aparecen reflejados en una superficie mojada que en realidad no existe. Se observan muy frecuentemente en zonas desérticas muy calientes, como es nuestro caso. A distancia, sobre la arena caliente vemos cómo se refleja el entorno, pareciendo que existiera una película de agua.   Otra de las cosas que experimentamos por primera vez, nunca antes habíamos visto un espejismo, solo en las pelis… ;-)

Seguimos camino y nos llevan hasta un poblado beduino tradicional para conocer como viven y se relacionan las tribus del desierto en uno de los entornos más hostiles del planeta.

Nada más llegar nos dan la bienvenida con un y una shisha para fumar y tras descalzarnos nos instalan en una jaima. Aquí estamos durante un buen rato, a la sombra, intentando refrescarnos un poco. Después de esto, nos traen la comida, unos bocadillos y fruta.

Después de la comida nos ponemos de nuevo en marcha y nos vamos a dar un pequeño paseo en camello, bueno en dromedario, pues sólo tenían una joroba.

Que miedo!!! sobre todo la subida y la bajada. Se inclinan mogollón, hay que agarrarse bien!!El paseo fue cortito, pero suficiente para darnos cuenta de lo incomodísimo que es 😉

Los beduino son nómadas, y se trasladan de un lado a otro con sus animales en busca de pastos. Las mujeres hacen la mayor parte del trabajo diario, mientras que los hombres se dedican a los asuntos de la comunidad.   Nos acercamos hasta la “cocina” del campamento donde estaban cocinando una especie de pan de pita sobre una plancha de metal calentada por brasas de caca de camello!!! Nos dieron a probar el pan y la verdad que estaba bastante bueno. El poblado estaba lleno de niños súper salados, pero más que acostumbrados a los turistas… Son comunidades totalmente independiente que sigue sus propias leyes, aunque poco a poco se están teniendo que amoldar a los tiempos que corren.

Después de probar las delicatessen del lugar… Ahora toca hacer una ruta en boogie. Esto es un no parar!! nos llevan muertos bajo este calor abrasador!!

Esta vez era un coche para cada dos. Uno conduciría la ida y otro la vuelta. El vehículo era muy curioso, aunque al igual que los quads tampoco cogía demasiada velocidad. Otra vez que nos estrenamos en el mismo día, nunca antes habíamos conducido un boogie. Este va a ser el día que más cosas nuevas hemos probado…

Un pequeño vídeo del estreno en boogie.

Y llegamos hasta un terrarium, serpientes, lagartos, camaleones, tortugas gigantes… un montón de reptiles detrás de unas vitrinas. Y delante, porque de repente se ponen a sacar a los animales para que la gente se pueda fotografiar con ellos. Y aquí está, la fotito del momento.

Después del momento foto, nos llevan a unos puestos donde vendían toda clase de productos cosméticos hechos por ellos, con ingredientes totalmente naturales. También vendían piedras y remedios caseros para diversas dolencias.   Junto a las tienditas se encontraba un beduino, rellenando botellas decorativas con sal de colores de una forma increíble. Os dejamos un vídeo para que veáis al artista beduino.

Ya casi anocheciendo y agotadísimos, nos ofrecen la cena.

Montan en medio del poblado un buffet al aire libre, por el que vamos pasando y eligiendo la cena. Estaba todo muy rico y sabroso. Fue un momento de total relax, se fue el sol y nos quedamos cenando bajo un inmenso cielo estrellado!!! De postre y una sisha para fumar, a los egipcios les encanta!!!

Pero ahí no acaba todo, tras la cena asistimos a un espectáculo de danza del vientre, una bailarina con traje típico y moviendo las caderas al compás de la música nos ameniza a todos la velada. Después de la danza, llega el plato fuerte de la noche, la actuación de un fakir!!! Se tumbaba en camas de pinchos, se ponía de pie sobre el filo de unas espadas, se tragaba un súper cuchillo… que fuerte!!! Bestial en directo!!!

Y con esto se acaba el espectáculo!!

Nos montamos por última vez en el 4×4 y de vuelta a la civilización. Más de media hora de trayecto por el medio del desierto, con una oscuridad total. Pensábamos por momentos que no saldríamos de allí, todo era igual… Pero el chófer lo tenía todo más que controlado y nos llevó sin problema alguno. De vez en cuando, nos apagaba la luz del coche en medio de la oscuridad cuando justo estaba en lo alto de una duna. Chillábamos que nos veas!! Qué impresión!!! Pero fue muy divertido.
Nos deja sanos y salvos en la puerta del hotel, nos sacamos la foto de rigor con el chófer y le damos una propinilla por haberse portado tan bien.

 

El día a sido muy largo e intenso, nos damos una ducha, para quitarnos el sudor, el polvo del desierto, y el perfume de los camellos uff…

Exhaustos por un día de calor intenso y aventuras, caemos rendidos en la camita. Mañana más.

 

Conclusiones del día
Lo peor: El excesivo calor.
Lo mejor: La ruta en quad por las dunas del desierto.

Hasta la próxima etapa de “Con un par… de maletas en Egipto”

anterior

Egipto día 2: Llegada a Hurghada
Egipto día 2: Llegada a Hurghada

siguiente

Egipto día 4: Relax en Hurghada
Egipto día 4: Relax en Hurghada

También te puede interesar

Dubai en 1 día
Dubai en 1 día
Moscú en 2 días
Moscú en 2 días
Berlin en 3 días
Berlin en 3 días
Cracovia en 4 días
Cracovia en 4 días
Comparte si te ha gustado

Leave a Comment

Contact Us

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search