Berlín Día 1

Home / Berlín Día 1

CON UN PAR… DE MALETAS EN BERLÍN

DÍA 1

KURFÜRSTENDAMM – POSTDAMER PLATZ – PUERTA DE BRANDEMBURGO

 

Por fin ha llegado el día, nos pegamos un buen madrugón a eso de las 4 y media de la mañana, y nos ponemos rumbo al aeropuerto de Bilbao.

 

A la hora prevista sale nuestro vuelo, escala de una hora en Múnich, y a las 12 de la mañana estábamos aterrizando en el aeropuerto de Berlín (Tegel).

Recogemos las maletas y nos dirigimos a la salida del aeropuerto, donde se encuentra la taquilla para comprar la Berlin Welcome Card.

Dicha tarjeta da la posibilidad de viajar en metro, tren interurbano, bus y tranvía, además de descuentos en diferentes restaurantes y atracciones de la ciudad.

 

Hay varios tipos de tarjeta, dependiendo del tiempo de validez. Nosotros compramos una de 48 horas por 18,50€ por persona.

Junto con la tarjeta te dan una mini guía con los descuentos disponibles con la tarjeta y un plano de la ciudad.

Nada más comprar las tarjetas nos dirigimos a la parada del autobús TXL (saliendo del aeropuerto a la dcha, unos 50 metros).

Según la hora del día este autobús tiene una frecuencia de entre 20 y 30 minutos. El recorrido es de 8 km, pero tarda la friolera de 40 minutazos!! en llegar a Alexanderplatz.

Cuando subes al Bus debes validar la tarjeta en la máquina. En ese mismo momento nos empiezan a contar las 48 horas de validez de la tarjeta.

Viendo el panorama desde el bus, y con unas ganas locas de dejar las maletas en el hotel y ponernos a turistear, se nos pasan los 40 minutazos!! hasta nuestro hotel situado en Alexanderplatz.

 

H2 Hotel Berlin Alexanderplatz

Vídeo Hotel H2 Alexanderplatz

Karl- Liebknecht-Str.32a. Mitte, Berlin 10178

 

Hicimos la reserva mediante la web de Booking

2 noches en habitación doble por 158 €, con desayuno incluido.

 

La habitación para nuestro gusto perfecta! muy luminosa, aire acondicionado, TV de plasma. Decoración muy moderna y funcional.

Conexión Wifi gratuita disponible en las habitaciones.

El baño, perfecto, separada la ducha del WC.

Lo que sí echamos de menos es una pequeña nevera minibar…

 

El desayuno tipo buffet muy variado y rico, por poner una pega decir que era un poco pequeño el sitio del desayuno, siempre muy lleno y con mucho lío.

Como curiosidad decir que el hotel también disponía de una pequeña tienda abierta las 24 horas, para comprar bebidas, snacks, fruta…

 

Hacemos el checkin, dejamos las maletas, nos abrigamos todo lo que podemos y nos ponemos rumbo a conocer la ciudad.

Nuestro primer destino del día será la zona de Kurfürstendamm, al oeste de Berlín. Para ello cogemos el bus número 100 (o bus turístico, el cuál recorre las principales atracciones de la ciudad).

Nos bajamos en la parada de Zoologischer Garten, justo enfrente del zoo de la ciudad.

Nuestro primer destino es la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm.

La iglesia evangélica luterana Kaiser Wilhelm Gedächtniskirche fue construida por el emperador Guillermo II para honrar a su abuelo Guillermo I.

También es conocida como la iglesia del recuerdo y se encuentra junto a la comercial avenida de Kurfürstendamm.

Tras ser bombardeada en la Segunda Guerra Mundial por los Aliados en la Batalla de Berlín, se ha conservado en estado de ruina para mantener el recuerdo del terror de la guerra entre los Berlineses.

También se optó por integrar a las ruinas otra nueva iglesia.

Las paredes de la nuevas iglesia se caracterizan por tener más de 20.000 cristales coloreados que producen una luz azul intensa que invita a la meditación.

Un recuerdo visible aún del terror de la guerra…

 

Pero cuál es nuestra sorpresa que al llegar, esta de obras!!! tiene un andamio alrededor y no se ve na de na… :-(

Ya que estamos allí decidimos visitar la pequeña exposición de fotos que hay en su interior, mostrando imágenes de la época en que la Iglesia fue bombardeada.

 

Aquí un pequeño vídeo de la Iglesia en obras y la capilla.

Alrededor de la Iglesia hay varios puestos de ropa y souvenirs, además de alguno para comer.

Como ya tenemos un poquillo de “gusa” decidimos probar las famosas currywurst berlinesas, salchichas cocidas o asadas a la parrilla, cortadas en rebanadas con kepchup y curry en polvo.

Una currywurst + noodels + birrita para celebrar la llegada= 8 euros.

 

La Iglesia marca el comienzo de una de las áreas comerciales más importantes de Berlín, Kurfürstendamm.

Damos un buen paseo por esta enorme avenida, viendo tiendas de moda y decidimos entrar en los famosos almacenes KaDeWe.

De estos almacenes se dice que es el “Harrods de Berlín”. Mucho lujo y cosas cariiisimas.

Una vueltita rápida para curiosear y nos vamos, que la economía no está para estos lujos…

Hoy tenemos reserva para visitar el Reichstag, así que decidimos ir acercándonos a la zona. Cogemos de nuevo el bus 100 hasta la Puerta de Brandemburgo.

 

Como todavía es temprano decidimos acercarnos dando un paseo al Monumento a los judíos asesinados en Europa.

Este memorial fue diseñado por el arquitecto Peter Eisenmanentre entre los años 2003 y 2004.

Es una cuadrícula de 19.000 metros cuadrados formada por 2711 losas de hormigón de diferentes alturas, pero todas con las mismas dimensiones 2,38 metros de largo por 0.95 metros de ancho.

Su finalidad es dejar volar la mente del visitante. No hay caminos, hay que elegir el lugar de entrada y de salida.

Es un lugar muy peculiar, muy diferente desde fuera que desde dentro.

Como curiosidad decir que Berlín es conocida como “la ciudad de los grafitis”, así que estos bloques serían un fuerte atractivo para los grafiteros.
Para que esto no sucediese tras su construcción, se rociaron todos los bloques con un producto especial “antigrafitis”.

 

Había muchísimo hielo, y estaba muy peligroso, pero aun así pasamos allí un buen rato, derecha, izquierda, ahora para adelante,para atrás…

Vídeo del Memorial Conmemorativo a los Judíos

Terminada la visita nos dirigimos caminando hacia el Reichstag.

Llegamos allí a la hora concertada, con nuestra reserva en la mano, y nos dicen que está cerrado!!! que hoy no se puede visitar a causa del viento y el hielo!!

También nos dicen que estaría cerrado por dos días más y que necesitaríamos otra reserva para poder entrar…

Así que nada…segunda vez que hacemos “hucha” en el mismo día… serán las excusas para poder volver a Berlín 😉

 

Como aún es temprano ponemos rumbo a la Puerta de Brandemburgo, uno de los grandes símbolos de la ciudad.

Es una de las antiguas puertas de entrada a Berlín, inaugurada en 1791 es un símbolo del triunfo de la paz sobre las armas.

En 1795 fue coronada por una cuadriga de cobre que representa a la diosa de la Victoria en un carro tirado por 4 caballos, la que se puede ver hoy en día es una réplica, ya que la original fue destruida en la II Guerra Mundial.

Es una construcción enooorme, de 26 metros de altura, te hace sentirte pequeñito bajo ella.

La puerta tiene 5 entradas, pero el paso central de la puerta, solamente podía ser atravesado por la familia real y gente importante de la época

Tras la construcción del muro de Berlín, la Puerta quedó atrapada entre el este y el oeste, sin que prácticamente nadie tuviera acceso a ella.

Nos llama mucho la atención todos los impactos de bala que tiene la puerta, si te fijas pacientemente, puedes ver miles!!!

Tras cruzar la puerta por el paso del medio… jeje, entramos en la Pariser Platz, una de las principales plazas de la ciudad.

Este es el comienzo de la calle Unter den Linden (bajo los tilos), otra de las principales avenidas comerciales.

La plaza es de forma rectangular y en ella se encuentra el famoso Hotel Adlon, conocido como “la quinta esencia de los hoteles de lujo”.

Su restaurante posee dos estrellas Michelin y tiene hasta una galería comercial en su interior.

Este hotel también es muy conocido, por el vídeo en el que Michael Jackson, asoma a su hijo por el balcón de su suite.

Como estaba casi anocheciendo decidimos poner rumbo hacia Postdamer Platz (a unos 700 metros), lo queríamos ver de noche ya que habíamos leído que iluminado ganaba mucho.

Durante la guerra esta plaza quedó totalmente arrasada y partida en dos por el Muro de Berlín.

Hoy en día es una bulliciosa plaza, llena de vida, con muchos restaurantes y centros de ocio y de negocios.

En el centro de la Plaza de encuentra en Sony Center que se caracteriza por su enorme cúpula de cristal y acero, por las noches iluminada con luces de colores.

Vídeo Postdamer Platz

Tras dar una vuelta y conocer un poco el lugar, cogemos de nuevo el bus 100 que nos llevará hasta Alexanderplatz.

 

Es hora de cenar y decidimos ir al famoso Centro Comercial Alexa.

Su última planta está llena de restaurantes de muchas partes del mundo.

Nos decidimos por un vietnamita, ya que nos recordaba a nuestro último viaje. Pho Bho + Noodels + Ternera + Refrescos= 14 €.

 

Y con esto acaba un día intenso en tierras alemanas.

Nos vamos a dormir que mañana hay que madrugar.

Felices Sueños.

 

Conclusiones del día

 

Presupuesto: 59€.

Lo peor: Los andamios de la Iglesia Kaiser Wilhelm y la anulación de la reserva al Reichstag.

Lo mejor: El Memorial Conmemorativo a las Víctimas Judías del Holocausto.

Hasta la próxima etapa de “Con un par… de maletas en Berlín”

también te puede interesar

Berlín día 0: Preparando el viaje
Berlín día 0: Preparando el viaje
Berlín día 2: Conociendo su historia
Berlín día 2: Conociendo su historia
Berlín día 3: El muro más famoso de Europa
Berlín día 3: El muro más famoso de Europa
Nuestro viaje a Berlín en vídeos
Nuestro viaje a Berlín en vídeos
Comparte si te ha gustado

Leave a Comment

Contact Us

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search